Friday, November 26, 2021

El Camino: Un ejercicio de reflexion

Must Read

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película...

El Camino representa el cierre o colofón de ‘Breaking Bad’, una de las series más exitosas en la historia reciente de la televisión estadounidense.

La historia en realidad no tiene mayor atractivo o conflictos que ofrecer, y se limita a satisfacer o conjugar el sentido de anécdota que la determina. Su mayor acierto es sin dudas su sobriedad, precisión y sentido de contención.

Dicho lo anterior, de inmediato surgen entonces varias interrogantes, ¿Requería acaso ‘Breaking Bad’ de una clausura? ¿Es esto una nueva serie, un nuevo capitulo o una secuela de aquella? ¿De que trata esta nueva incursión en el legado del inefable Walter White?

Lo primero que debe decirse es que El Camino, una película de Netflix, escrita y dirigida por el creador de la serie que le precedió, Vince Gilligan, no era necesaria. Breaking Bad cerró su periplo por la televisión de manera firme y categórica en 2013 con la explosiva y violenta liberación de Jesse Pinkman en el último capítulo de la producción.

Sin embargo, ello no significa que no pueda expanderse el horizonte y la perspectiva de lo allí planteado, si se hace de la manera correcta. El Camino, que toma su nombre del modelo de vehículo que facilita la huida de Jesse, pero que al mismo tiempo, encierra también un sentido metafórico, se queda a la mitad del trayecto, o para ser más preciso, un poco más allá.

Es por eso que, probablemente, el film no va a satisfacer las expectativas de muchos fans de la serie. La película no tiene el humor negro y repentino, o las explosiones vulgares que adornaban al personaje de Jesse. Tampoco el cinismo que ocultaba la doble vida de Walter, y por supuesto, mucho menos la insólita violencia que caracterizaba a la serie.

Por lo tanto, El Camino es un ejercicio de reflexión que simboliza una de las varias posibilidades de lo que pudo haber pasado con Jesse a partir de su liberación. Esta es sólo una de tantas vertientes, como también pudo haberse desarrollado otro punto de vista sobre él, volviendo a su viejo oficio o en base una persecución policial por varias ciudades con diversas implicaciones relativas a los carteles, antiguos socios, etc.

El film comienza justo donde terminó Breaking Bad’, y nos presenta a un Jesse Pinkman (estupendo Aaron Paul), que se embarca en una frágil aventura de redención que a cada paso está solo a un ‘click’ de irse para el infierno. Gran trabajo del director Gilligan en su manejo del suspenso.

Mientras que, en el aspecto técnico, indiscutiblemente el suspenso lleva las palmas. Naturalmente, también debe reconocerse las estupendas actuaciones de un elenco de pocos personajes, pero todos simplemente perfectos.

- Advertisement -
- Advertisement -

Latest News

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en la inacabada historia que rodea...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película de acción y aventuras como...

World War II in Colour

Aunque no presenta una cuantificación total, en términos de los estragos y las enormes pérdidas  –humanas, materiales y de medio ambiente– de...

Greyhound: Entre la historia y la ficción

Greyhound, una producción de Sony Pictures cuya fecha de arribo a las salas de cine fue cambiada en dos ocasiones, ha visto...
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -