Monday, October 18, 2021

Greyhound: Entre la historia y la ficción

Must Read

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película...

Greyhound, una producción de Sony Pictures cuya fecha de arribo a las salas de cine fue cambiada en dos ocasiones, ha visto finalmente llegar su estreno mundial a través de AppleTV +, para beneplácito de muchos y la insatisfacción de unos pocos, debido a los efectos del Covid-19.

Protagonizada por Tom Hanks, quien también escribió el guion, la película luce bien hecha, no parece desentonar ni en lo técnico, lo patriótico o lo militar, y en general, al cabo de hora y media, uno queda con la sensación de que se trata de un sólido entretenimiento.

Aunque de primera impresión el film parece estar basado en hechos reales, dada la sobriedad y el rigor que exhibe, al menos en cuanto al uso de la terminología naval que le es consustancial, la realidad es que es una adaptación de la novela de C.S. Forester, de 1955, The Good Shepherd, que a su vez es una obra de ficción.

Hanks personifica al capitán de la marina Ernest Krause, comandante del destructor USS Keeling quien, en el año 1942, en plena guerra mundial, se encuentra en medio del océano Atlántico al frente de un convoy de 37 barcos cargueros y otros destructores, para protegerlos de los submarinos alemanes.

La batalla contra aquellos fue ardua, constante y desigual, dado el avance tecnológico de los llamados U-boats y la estrategia de ataque en manada empleada por ellos. En aquel ambiente lo que separaba la vida de la muerte era un simple abrir y cerrar de ojos. Fue particularmente peligrosa en una zona que se conoció entonces como the ‘Black Pit’, una remota área del Atlántico donde los aviones aliados no tenían alcance, y por consiguiente, la flota marina no tendría cobertura área.

Aquellos enfrentamientos navales dieron lugar a lo que hoy se conoce como La Batalla del Atlántico, una de las más largas y decisivas campañas militares de la Segunda Guerra Mundial, se extendió por 6 años (1939-1945), y se estima que perecieron unos 80 mil soldados Aliados, y entre 28 mil y 41 mil marinos alemanes. también se perdieron 2,700 barcos mercantes y entre 800 y 1,100 submarinos alemanes.

Sin embargo, aquel vital acontecimiento no ha recibido el mismo despliegue y reconocimiento popular que otros legendarios enfrentamientos como El Día D, por ejemplo.

Greyhound: una buena atmosfera de tensión y sentido claustrofóbico

Ahora bien, estas últimas descripciones corresponden más bien al perfil histórico de aquellos acontecimientos y la detallada y exuberante recreación que ofrece la novela de Forester, pero no así lo que el espectador encontrará en la película.

De todos modos, no cabe duda de que para cualquier director que asuma la responsabilidad de llevar a imágenes semejante historia, tomando en cuenta las limitaciones y desafíos que impone un entorno mayormente cerrado, reducido y con escasos personajes, el reto es innegablemente grande y significativo.

En ese sentido, justo es reconocer el efectivo trabajo en general, del director Aaron Schneider, apenas su segunda película en más de 10 años, por cuanto el relato avanza con agilidad y al mismo tiempo, consigue crear una buena atmosfera de tensión y cierto sentido claustrofóbico.

La actuación de Hanks, por otro lado, no es de las que van a figurar entre las mejores de su filmografía. Su personaje luce magnánimo, algo perturbado y contenido. Pero esto no es suficiente para elevar y llevar el film a otro nivel.

Aun así, Hanks está correcto, da el grado, pero a nadie entusiasma o impresiona. Es un poco como el Tom Hanks que ya hemos visto en otras producciones, en las que él no está mal, pero tampoco es todo lo expresivo y cautivante que uno quisiera. (The Ladykillers, The Circle, Philadelphia)

Por lo tanto, es evidente que esta adaptación requería de una mayor extensión de la película (para hacer los personajes más agudos e interesantes) y de una mejor representación visual de los enfrentamientos – algunos de ellos se tornan muy oscuros, y por lo general, el CGI es bastante visible.

Dado que el propio Hanks escribió el guion, además de encabezar el reparto de Greyhound, parte de la responsabilidad por los aciertos o fallos de la película, recae sobre él. Y en este renglón, como en otros, desafortunadamente, no hay mucho que celebrar.

Precisamente, el mayor obstáculo para la película conectar con el espectador o dejar en él una impresión mucho más fuerte y vivaz, lo constituye el hecho de que los personajes están pobremente definidos.

Como consecuencia, el espectador nunca tiene la oportunidad de conocer qué hay detrás del perfil psicológico o el mundo interior que los impulsa y los determina. En el caso del capitán Krause, quien por cierto, no es ya un joven oficial, pese a que está es su primera misión, uno sabe que es un hombre de fe y que tiene a alguien que lo espera, pero eso es todo. ¿Cómo podemos entonces identificarnos con sus dificultades y sus dudas?

En los casos de los actores Stephen Graham –segundo al mando – y Manuel García-Rulfo, la situación es aún peor, aunque nadie está más desperdiciado que Elizabeth Shue en una aparición brevísima e insignificante.

Pero, en definitiva, aunque la película se ve con agrado, lo que falla en Greyhound es el sentido de desesperación y abatimiento, o de carrera contra el tiempo – esto queda mucho mejor plasmado en la estupenda película alemana Das Boot (1982) – así como ese constante sentido de lucha no solo contra un enemigo implacable, sino además, contra un mar traicionero y una tecnología de radar ineficiente.

Por cierto, esto último hubiera sido una herramienta ideal para general un mayor nivel de suspenso y tensión, lo cual no es usado a plena capacidad por el director Schneider. Así que, aunque interesante, Greyhound es una respuesta corta con relación a todo lo que debió decir.

- Advertisement -
- Advertisement -

Latest News

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en la inacabada historia que rodea...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película de acción y aventuras como...

World War II in Colour

Aunque no presenta una cuantificación total, en términos de los estragos y las enormes pérdidas  –humanas, materiales y de medio ambiente– de...

Greyhound: Entre la historia y la ficción

Greyhound, una producción de Sony Pictures cuya fecha de arribo a las salas de cine fue cambiada en dos ocasiones, ha visto...
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -