Friday, November 26, 2021

Inside Bill’s Brain: Decoding Bill Gates

Must Read

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película...

Todo luce perfecto y en el lugar correcto en “Inside Bill’s Brain”: Decoding Bill Gates. Tan maravillosamente impecable que aun lo que debería sorprender y verse con una mirada de reproche –la difícil relación de Bill Gates con su madre, por ejemplo– es presentada de forma indulgente y contemplativa.

Después de todo, ¿qué se puede esperar? Queda claro desde el mismo inicio, por la interacción del propio director del film con su personaje-objecto de estudio, así como con la obviedad y sentido gratuito de algunas de sus preguntas, – “¿entonces tú cerebro es tu procesador central, correcto?” – que este es un perfil compuesto por un amigo que admira y respeta la carrera y los logros del billonario y filántropo con el que camina plácidamente.

De modo que uno no puede dejar de preguntarse, ¿qué sentido tenía hacer un documental para replantear y enfatizar lo que por años muchos ya sabíamos? Tal vez el director y guionista del film, Davis Guggenheim, tenga la respuesta correcta, pero olvidó incluirla aquí.

Davis Guggenheim y Bill Gates

Por lo tanto, quien quiera tener un acercamiento hacia Bill Gates y su manera de pensar tendrá que seguir esperando. Esta no es la mejor muestra de ello, pese a que no pueden negarse los distintos aspectos de interés que afloran en la producción.

Uno de ellos reside en el mismo inicio del segundo capítulo – innegablemente el más interesante y tal vez el más cinematográfico también – en el que se ve a un juvenil Gates “bucear” entre la basura buscando el código de programación que eventualmente le abriría las puertas de su exitosa carrera en el mundo de las computadoras.

Sin embargo, Guggenheim no desarrolla a cabalidad y con propiedad ninguno de ellos. De hecho, el perfil del personaje que mejor definición alcanza es sin dudas la labor de Bill como filántropo ¿Pero era acaso necesario un documental para esto?

Inside Bill’s Brain es inconsistente

Por lo tanto, es debido a este enfoque narrativo que “Inside Bill’s Brain” se torna entonces incoherente e inconsistente. Guggenheim tiene demasiado historias que contar y un reservado espacio para ello. Como resultado recurre sin mucho propiedad ni fortuna al montaje abstracto y va saltando de una a otra sin inmutarse.

No obstante, hay dos momentos importantes en el documental en los cuales el director tiene una gran oportunidad de arrojar luz sobre quien es en verdad Bill Gates y cuál es su forma de pensar.

En ambos casos, sin embargo, –cuando le pregunta sobre cómo le afectó la muerte accidental de su amigo y compañero de escuela Kent Evans, quien tuvo una influencia vital en él, e igualmente, cuando le cuestiona sobre el cofundador de Microsoft, el recientemente fallecido Paul Allenmíster Guggenheim, al evitar la confrontación y las preguntas difíciles, se queda con las manos vacías.

Bill and Melinda Gates

Si algo queda bien claro en este documental, además de su tendencia hacia la lisonja, es que Gates, quien responde de forma directa, y mayormente sin vacilar (cual entrevista de personalidad), ofrece simplemente lo que se le pregunta y nada más, y de la forma más escueta posible. Hay momentos incluso en los que el silencio es el que habla.

Es tal vez por eso que mientras más avanza esta miniserie de tres capítulos y disponible en Netflix, más sabe uno de sus inquietudes sociales y su empeño por erradicar distintos males de la faz de la tierra, (el polio, por ejemplo), que de la personalidad y el proceder de Bill. Es decir, menos sabemos del hombre, sus virtudes y defectos.

De cualquier modo, una cosa es bien cierta. Por más de 40 años Bill Gates ha sido una de las personas más ricas e influyentes del planeta –y eso ya lo sabíamos. Su brillantez y habilidad con las matemáticas le permitió contribuir a transformar el mundo e iniciar la revolución de las computadoras personales.

Junto a su esposa, y a través de la Bill & Melinda Gates Foundation, han realizado una ingente labor en Estados Unidos y en otras partes del mundo en beneficio de distintas causas y comunidades.

Así que en el papel, un documental sobre dicho personaje parecía más que apropiado. El resultado, sin embargo, no es igual de interesante y revelador, a pesar del prestigio del director Guggenheim – “An Inconvenient Truth”, “Waiting for Superman”.

De modo que, al concluir “Inside Bill’s Brain”: Decoding Bill Gates, algunas preguntas se quedan sin respuestas: ¿Cuál fue el propósito de esta producción? ¿Realmente tenemos ahora una idea más acabada y detallada de cómo opera la mente del fundador de Microsoft? ¿Lo conocemos un poco mejor?

- Advertisement -
- Advertisement -

Latest News

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en la inacabada historia que rodea...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película de acción y aventuras como...

World War II in Colour

Aunque no presenta una cuantificación total, en términos de los estragos y las enormes pérdidas  –humanas, materiales y de medio ambiente– de...

Greyhound: Entre la historia y la ficción

Greyhound, una producción de Sony Pictures cuya fecha de arribo a las salas de cine fue cambiada en dos ocasiones, ha visto...
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -