Friday, September 24, 2021

The Black Godfather

Must Read

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película...

The Black Godfather es un documental como muy pocos. Me explico. No estamos hablando en términos del tipo de documental, que en este caso sería testimonial–biográfico–histórico, sino en función de su planteamiento y de lo que constituye la esencia de su historia.

Si alguien preguntara hoy dentro del mundo del cine, en la industria de la música o en los círculos políticos de Estados Unidos, quien fue Clarence Avant, probablemente nadie sabría la respuesta.

Por lo tanto, hoy nadie lo conoce, pero lo sorprendente de todo es que ayer, o en antaño, tampoco la gente sabía quién era. Avant se movía detrás del telón que cubría a varias industrias y allí, daba rienda suelta a su magia o su encanto.

Clarence Avant

Por más de medio siglo, Clarence Avant era el nombre que todos escuchaban –aunque como muy bien dice uno de los entrevistados, “nadie sabía exactamente cuál era el rol de esta persona de la que todos oían hablar”– cuando se trataba de renegociar un contrato, conseguir el pago justo, montar un espectáculo o descubrir un nuevo artista.

Y no estamos hablando solo de los artistas de la comunidad negra. De hecho, el primer gran trabajo de Avant en Hollywood, luego de haber estado en New Jersey bajo la tutela del poderoso y bien conectado representante de artistas, Joe Glaser, fue con el compositor y músico Lalo Schifrin, creador del tema de Misión Imposible, entre muchos otros, a quien ayudó establecer en la meca del cine.

Nacido en la extrema pobreza en North Carolina y con una educación que ni siquiera completó la secundaria, Avant se las ingenió en base a su instinto para los negocios, su franqueza, que con frecuencia se traducía en imprecación, sus vivencias en el mismo seno de la comunidad negra y su conocimiento de la cultura popular, para convertirse en consejero y asesor de artistas, productores, deportistas y hasta presidentes de los Estados Unidos.

Solo lo justo, o lo necesario

Todo ello, hecho desde las sombras, sin buscar proyección ni protagonismo, a veces sin el interesado o afectado pedirlo, y en apariencia, de acuerdo con las expresiones de las propias personas involucradas, sin estar guiado por una ambición desmedida o sin pasar factura, más allá de la satisfacción de saber que estaba haciendo lo justo o lo necesario.

 Repito, este es un documental un tanto extraño. Es un homenaje a un ser querido al que no se quiere ofender, y tal vez ahí radica el mayor fallo de la producción. Pero aun así, no se trata del retrato, el estudio o el acercamiento hacia una celebridad, un gran líder o un héroe al que se le rinde tributo.

Habiendo creado dos sellos discográficos independientes, aunque de corta vida (Sussex y Tabu Records), Avant se destacó además como empresario. Pero no fue por el poder o por el dinero que acumuló, sino por la importancia e influencia de estas pequeñas e independientes entidades, en la promoción e introducción de nuevos artistas y/o ritmos musicales, como fue el caso de la colaboración entre Jimmy Jam, Terry Lewis y Janet Jackson.

Dirigido por Reginald Hudlin (Marshall), y producido por la propia hija de Avant, Nicole Avant y Netflix, el film no es todo lo incisivo que uno quisiera ni tampoco ofrece particulares detalles de cómo Avant operaba o lograba que las cosas se produjeran, el acuerdo se firmara o simplemente, las partes envueltas zanjaran sus diferencias.

No obstante, The Black Godfather es convincente e inspiradora. Si la vida es todo acerca de números, como repetía constantemente Avant –algo que por cierto no queda muy definido aquí– llama poderosamente la atención como este simple y sencillo hombre pudo influir y cultivar la amistad y el agradecimiento de tanta gente.

La producción, de cualquier modo, es algo digno de ver. Sólo por el hecho del personaje haber descubierto al cantante Bill Withers, (“Ain’t No Sunshine”), vale la pena. Con razón el sobrenombre de The Black Godfather le viene a la perfección. Avant fue un incomparable “Deals Maker”. Para amantes de la música, la historia, la cultura y nostálgicos al vuelo en general, aquí tienen una pequeña lección de historia de cómo muchas cosas llegaron a ser.

La lista de personalidades, artistas, músicos, deportistas y presidentes a los que el trabajo de Clarence Avant dejó sus huellas o a los que influyó de alguna manera, es tan amplia que no tendría sentido incluirlos a todos.

 Este hombre, de baja estatura y expresivos grandes ojos, parecía conocer a todo el mundo o encontrar la forma de llegar hasta los más encumbrados ejecutivos, de cualquier institución que se antepusiera en su camino. Como muestra solo algunos nombres:

Louis Armstrong, Billie Holiday, David Geffen, Bill Withers, Jimmy Jam, Terry Lewis, Quincy Jones, Bill Clinton, Lionel Rictchie, Jesse Jackson, Berry Gordy, Barack Obama, Jim Brown, Sean Combs, Snoop Dogg, Janet Jackson, etc., etc.

Que una persona, que trabajó toda su vida tras bastidores –por elección, y no por imposición– haya recibido un reconocimiento tan amplio y genuino, en la forma de un documental, dice mucho de la dimensión y el impacto de la labor realizada.

Disponible para streaming en Netflix.

_______________________

The Black Godfather, 2019. Director: Reginald Hudlin Intérpretes: David Geffen, Bill Withers, Jimmy Jam, Terry Lewis, Quincy Jones, Bill Clinton, Lionel Rictchie, Jesse Jackson, Berry Gordy, Barack Obama, Jim Brown, Sean Combs.Género: Documental Estreno en el cine: Junio 7, 2019 (limitado) Disponible para streaming: junio 7, 2019 Estudio: Netflix Duración: 118 minutos Restricción: Sin restricción

- Advertisement -
- Advertisement -

Latest News

Da 5 Bloods

Nunca diré que Da 5 Bloods es una mala película –tiene al menos varios buenos momentos y...

Enola Holmes es refrescante y entretenida

Esta mezcla de fantasía, cine de aventuras y de humor negro es la más reciente incursión en la inacabada historia que rodea...

Joker: Un estudio de personaje

Al público no le ha gustado Joker, y esto es completamente entendible. Esta no es una película de acción y aventuras como...

World War II in Colour

Aunque no presenta una cuantificación total, en términos de los estragos y las enormes pérdidas  –humanas, materiales y de medio ambiente– de...

Greyhound: Entre la historia y la ficción

Greyhound, una producción de Sony Pictures cuya fecha de arribo a las salas de cine fue cambiada en dos ocasiones, ha visto...
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -